top of page

Reseña Vive Latino 2024, lo bueno, lo malo y lo peor


Este año voy a dividir la reseña en 2 partes: la del festival con nueva sede y la del talento que se presentó en el Vive Latino.





Primero que nos dejo bueno el Vive Latino 2024:



Otro paso hacia la madurez del festival que no sabemos si va a dar continuidad al Autódromo o regresará al Foro Sol.





Considero que es más cómoda la distribución que ya tiene probada y super calculada OCESA para este espacio de la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez, caminas menos entre escenarios y no hay tumultos o cuellos de botella como en la época del Foro Sol donde tenias que ir como pececito en la corriente y muchos amantes de lo ajeno aprovechaban para darte baje con la cartera o el celular. Este nuevo espacio que se le da con amplitud y posibilidad de caminar tranquilo sin empujones y a tu paso es una gran ventaja. Creo que el Foro Sol ya le queda chico al Vive Latino y deberían darle continuidad a este nuevo espacio.






Con estos nuevos espacios nacieron cosas muy interesantes, por ejemplo el Espacio Intolerante, que antes era la Carpa Intolerante y que era un escenario muy precario donde a las bandas que se presentaban les quedaba ya muy chico en ocasiones. Ahora tenemos un escenario gemelo con música continua todo el día, un par de pantallas y un espacio suficiente para los artistas que se presentaron ahí, otro acierto del Vive Latino 2024.




Dicen que más sabe el diablo por viejo que por diablo y creo que la distribución de artistas estuvo perfecta, no sentí que a nadie le quedará chico un escenario, estuvo muy cómodo, había zonas para meterte, para estar parado viendo bien, y también para verlo mas de lejitos sentado sobre todo el Domingo. La Carpa Little Caesars también me gusto como espacio, solo le pondría a lo mejor una pantalla chica para mejorarlo. Que ojo porque aquí es donde no se porque razón se concentraba la mayor parte de la seguridad, si en otros escenarios veías a un policía o alguien de seguridad cada 5 o 10 minutos aquí había cuando menos 20 elementos de planta alrededor del escenario cuidando como si fuera el tesoro más preciado de OCESA.


Los escenarios Telcel, Amazon y Amazon Music muy bien, solo por la eterna castrosa consola al centro del principal que siempre será la piedrita en el arroz.





La oferta de comida y bebida era buena, muy variada y además muy bien distribuida, para cosas generales como refrescos, agua, chela, comida rápida como pizza, tequesitos, burritos, alitas y demás o llegaban directo a tu lugar o no tenias que caminar muchos metros pa encontrarlos. Lo que si empieza ya a ser un tema prohibitivo son los precios, abajo de 130 pesos solo podías encontrar esquites, donas o sopas maruchan y de bebidas: 180 la cerveza, 45 el agua y 50 los refrescos. La oferta de alcohol ahora metieron cantaritos con Indio como patrocinador pero eran filas eternas para servir, les gano la demanda ahora si. Y barras de Bar o carritos de bar si había muy pocos.


Los baños bien, agua, jabón y gel antibacterial hubo casi todo el día, lo único que se acabo fueron las toallas para secarte, no había mucha fila ni tumultos.


Mucho raza ahogada en alcohol, medio mala copas pero solo me toco ver 1 incidente durante José Madero y menor, fuera de ahí no me toco ver nada raro ni fuera de lo común más allá de un par de desubicados con la vida pero que no pasaba a mayores.





La recarga cashless sin mayor problema sobre todo en las primeras horas, incluso Banamex volvió a dar la promoción de regalarte una chela y hasta unos lentes oscuros en la recarga de $2,000 o más.






Lo malo:


Hay un par de vendedores que te quieren ver la cara, y te tratan de cobrar doble, hay que estar super pilas y checar cada vez que te quieran cobrar el monto que ponen y después tu saldo porque les encanta aprovecharse de que estas viendo al artista o no pones atención para quererte robar, o también el quererte cobrar en efectivo.


La temperatura estuvo brutal, y aunque si pusieron un par de áreas como para resguardarse creo que no son suficientes.





Las horas de apertura fueron 1:30 el Sábado y el Domingo un poco más tarde, lo que complica que puedas llegar a los primeros actos sobre todo si son en escenarios lejanos a la puerta donde entras, deberían dejar un espacio por lo menos de 15 o 20 minutos para que toda la gente pueda entrar bien y sin prisas.


La salida sigue siendo un caos, sobre todo el Domingo, ya casi no hay personal de OCESA y dejar a la buena de Dios a los mexicanos con alcohol encima es una receta para el fracaso, creo que hay que poner más personal para poder dirigir tanto a los peatones como a los coches y autobuses para hacer todo más ágil.


Pequeñas fallas de sonido, sobre todo el Escenario Intolerante se escuchaba muy bajo y en un par de grupos de plano ni se escuchaba, en los demás escenarios fue menos notorio pero si hubo problemillas, nada grave ni que no corrigieran en la misma canción que sonaba.



Lo peor y lo único que si mermo la experiencia del Vive Latino 2024:


La polvareda, en varias zonas pero sobre todo en el escenario principal no se tomaron la molestia de poner lonas o telas o algo para poder lidiar con toda la zona que generalmente es pasto pero ahora era pura tierra, fue un caos al empezar a llegar los actos Headliners y sobre todo cuando la gente caminaba y bailaba, llegando a casa te salía polvo de todos lados, yo termine enfermo de la garganta y todavía el día siguiente seguía saliendo tierra de la nariz, y para los que usamos lentes de contacto es aún peor porque te irrita los ojos y te ensucia los lentes mermando la visión y pues para evitar problemas en los accesos obviamente no llevo ni estuche ni liquido de lentes, si me dieran a elegir algo que cambiarias del Vive Latino de este año sin duda sería esto.














13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page